Hace algunos años, lo más importante a la hora de dar a conocer una empresa se centraba en el producto o servicio y su calidad, no tanto en realizar una serie de acciones que provocasen engagement con el público objetivo. A lo largo de los últimos tiempos y, sobre todo, de este último año hemos visto un claro cambio de tendencia a través de el valor de las marcas.

20/80

Años atrás lo habitual era dirigir el 80 % de tu tiempo, esfuerzo y presupuesto a las partes tangibles de tu empresa. Utilizabas la mayor parte de tus recursos para ofrecer los mejores productos, dar un servicio de calidad o formar y contratar a los mejores profesionales.

Lo que invertías en trabajar los intangibles de tu marca acorde al valor que querías darle a tu negocio era únicamente el 20 %. Esto complicaba de alguna manera el que te conociesen o te buscasen aquellos clientes que aún no habían oído hablar de ti.

80/20

Hoy día, sin embargo, lo que prima es ese valor de marca.

Las empresas actualmente utilizan el 80 % de sus recursos para crear una imagen, unos valores y una identidad muy concretas y cuidadas que hagan que sus clientes potenciales acudan a ellos. Mediante las estrategias de marketing digital y contenidos, con el apoyo también de las herramientas que lo facilitan, se consigue ofrecer una imagen y una profesionalidad que son lo que hace que el cliente acuda a la empresa, en vez de ser la empresa la que tiene que buscar al cliente.

El 20 % de los recursos de tu negocio son los dedicados a que la calidad de los productos o servicios que ofreces correspondan fielmente a tu valor de marca.

Las acciones empresariales están cambiando. La tendencia actual es aprovechar todos los medios digitales a nuestro alcance para que los valores intangibles de nuestra marca queden grabados en el subconsciente del público objetivo.